En 1993 se hicieron las primeras aceras que comunicaban Miranda con el Barrio de los Ángeles y Bayas, que hasta ese momento en toda la carretera Logroño no había mas que arcenes.

El coste total fue de 30 Millones de Pesetas

Anuncios