Se desconoce que en Miranda de Ebro antes del año 1948 existiera una biblioteca pública, abierta al público en general y que fuera perteneciente al ayuntamiento.

Si que se tiene constancia que había mucho interés por parte de la ciudadanía Mirandesa de tener una biblioteca, que ofreciera la posibilidad de su uso para la mayor parte de la población.

Sobre 1934 se tiene constancia de que si existían bibliotecas particulares y que a nivel de la calle solo se podían encontrar en algunos lugares como, el Casino, la casa del pueblo, a las cuales podían acceder sus asociados y parece ser también en un centro escolar creado en esa época denominado Marcelino Domingo.

A mediados de 1940 el ayuntamiento se propuso crear una biblioteca pública que dependiera enteramente de la ciudad y que con ella se acercara y fomentara la lectura a toda la ciudadanía de la ciudad.

Se creó una junta, para que se encargara de todas las gestiones necesarias, debido a las cuales se consiguió que se creara la biblioteca, el 14 de abril de 1948 el gobierno central emitió una orden ministerial, que seria publicada en el Boletín Oficial en fecha 6 de julio de 1948, por el cual se le daba permiso al ayuntamiento de la ciudad a tener y crear su propia biblioteca municipal.

Fue también de gran ayuda la existencia del Servicio Nacional de Lectura, que fue creado por el gobierno el 24 de junio de 1947, que era el encargado de hacer llegar la lectura a todo el territorio nacional. Este organismo facilitaba a todas las diputaciones, ayuntamientos y entidades privadas o públicas, la creación de bibliotecas.

El 5 de Julio de 1948 se celebra en el ayuntamiento la reunión para crear la junta gestora, que se encargaría de la gestión y creación de la biblioteca. Esta Junta Gestora la formar el alcalde de la ciudad, en ese momento era Don Luis De Juana, que seria el presidente de la junta. Don Tomás Echeguren, Don Fernando Valle, Don Juan Arranz Fraile, Don Rafael Fernández España, Don César García y Doña María Paz García de Mujuel

En noviembre de 1948, se remite al centro Coordinador de bibliotecas todo el listado de los libros disponibles para iniciar la actividad en la nueva biblioteca.

Se instalan en las traseras del Ayuntamiento, en la calle de la Fuente, este local posteriormente albergo el servicio de Extensión Agraria y El archivo notarial y el los años 80 cuando el ayuntamiento fue reformado sería dedicado a las oficinas municipales.

Se tiene prevista la apertura al gran público el día 2 de Diciembre de 1948, pero no puede ser y por diferentes problemas entre ellos el mal funcionamiento de la calefacción se aplaza su inauguración al día 7 de Marzo de 1949.

En su inicio se le puso el nombre de Biblioteca Municipal Miguel de Cervantes.

En su apertura su horario era de 18:30 a 19:30 para el público Infantil y de 19:30 a 21:30 para el público adulto. Se ve que no es un horario muy amplio, tampoco se conocen datos de la época de la asistencia de público.

En 1956 debido a su parece ser poca utilización hasta esa fecha, los responsables de la Biblioteca Municipal, al frente de la cual estaba Mercedes Sanz Molinilla, deciden hacer una campaña publicitaria, parece ser que esta campaña sensibiliza mucho a la población y acabado ese año parece ser que la afluencia fue un éxito. Debió ser tal esta afluencia que en la memoria que se presentaba a final de año, se quejan de tener un local demasiado pequeño para la afluencia recibida.

Como en los locales aledaños también ensayaba el Orfeón y la Banda de Música Municipal, parece ser con coincidencia de horarios y la molestia que los ruidos causaban a los usuarios de la Biblioteca Municipal, los responsables de esta decidieron en 1958 cambiar los horarios de apertura, pasando estos a ser a partir de ese momento de 17:30 a 20:00 Horas. Aunque en octubre de 1960 se cambian nuevamente y se establecen nuevos horarios, siendo estos de 19:30 a 22:00 Horas, ya que parece ser que ya no había coincidencia con las otras actividades.

En esas fechas debido a la gran afluencia de público el ayuntamiento por medio de su Concejal Don Ramón Villarías, decide buscar un local mas apropiado para ubicar la biblioteca, se estudian todas las posibilidades, pero se desechan todas o por su alto coste o por su insuficiente superficie. Así que deciden acortar el horario infantil a solo dos días a la semana.

El ayuntamiento sigue empeñado en buscar un local adecuado, hasta que encuentran una en la actual calle Comuneros de Castilla, en esa época Avenida José Antonio Primo de Rivera. Lugar que después de su reforma va a ocupar la Biblioteca Municipal que estará en dicho local de 1965-1989, cambiándose a la actual ubicación la Casa de Cultura en Septiembre de 1989.

Plano de donde estaba ubicada la primera Biblioteca Municipal Mirandesa.

antigua biblioteca

Fuente: José Luis Viguri, Historia de Miranda del Ayuntamiento de Miranda de Ebro

Anuncios