apolo hoyEl Teatro Apolo (o también Teatro Salón Apolo) es el principal teatro de la ciudad de Miranda de Ebro (Burgos). Está situado en el centro del casco histórico de la ciudad junto a la iglesia de Santa María en la plaza del mismo nombre y la Calle La cruz. Inaugurado en 1921, se encuentra en proceso de rehabilitación desde septiembre de 2010, tras permacener en estado de ruina desde 1987.

En el espacio en el que hoy se encuentra el teatro, hubo una sociedad recreativa y un palacete que fueron pasto de las llamas el 28 de diciembre de 1918. La propietaria de la finca, Doña Dolores Ángel-Zorrilla de Velasco, decidió levantar de nuevo un edificio dedicado al ocio. El nuevo inmueble fue diseñado por el arquitecto riojano Fermín Álamo en 1920 y se inauguró el 4 de octubre de 1921 con la representación de la obra de teatro de los Hermanos Álvarez Quintero El genio alegre.

Sólo los octogenarios recordarán que fue la compañía de comedias Ricardo Vargas-Carmen Ortega la encargada de inaugurar el teatro con una representación que mantuvo en escena cuatro días consecutivos. Y alguno no mucho más joven rememorará aún el día en el que la pantalla se encendió por primera vez. Fue con ‘Los modernos galeotes’. Nueve años más tarde, en 1930, el cine sonoro llegaría con ‘El cuerpo del delito’, una historia corta de melodrama con tintes policiacos de Paramount Pictures. Aquel fue el arranque de una existencia llena de altibajos.

Porque el Apolo quedó inhabilitado durante parte de los años cuarenta. Eran los tiempos de la posguerra. Abriría sus puertas de nuevo con la proyección de ‘Blancanieves’, de Walt Disney.

Refleja, como otras muchas, tantas como espectadores, el declive de una sala que perdió su programación fija en 1983. A partir de esa fecha sólo se abrió de forma esporádica, hasta 1987, para algún concierto del Ateneo Musical Mirandés. El último espectáculo lo protagonizó el grupo musical Los Enemigos a finales de los 90. Y ya sin electricidad; hubo que echar mano de un generador.

El Teatro Apolo, de estilo neoclásico y neorrenacentista, es el mejor edificio de la primera mitad del siglo XX de la ciudad. Las fachadas del edificio emplean cemento en estucado punteado a la catalana, método que intenta imitar a la piedra y que tuvo su auge en Miranda en los años 1920. Están decoradas con columnas de orden gigante y frontones triangulares típicos del neoclasicismo. Destacan en los tímpanos de las ventanas los bustos de personajes célebres del teatro español, de la cultura y de la mitología clásica. En el interior, la sala, en forma de herradura, a la italiana, constaba de patio de butacas, palcos bajos, platea, anfiteatro, etc. El interior estaba decorado con motivos griegos como figuras de Apolo y Hermes, relieves de estuco representando a clípeos, dragones, jóvenes griegos, etc. Fermín Alamó también construyó un edificio de viviendas anexo al teatro de el mismo estilo.
 
Su fachada oeste presenta la apariencia más clásica de todo el conjunto, principalmente por el frontón triangular con óculo que la corona. Un zócalo recorre todo el perímetro del edificio y sobre él se levantan pilastras de orden gigante que compartimentan el lienzo del muro y se rematan por imponentes capiteles mezcla de motivos vegetales, animales y fantásticos. Los vanos de la fachada principal son adintelados con encuadramiento de pilastras y entablamentos decorados con ánforas, protuberancias vegetales y frontones semicirculares en los que se insertan medallones con bustos y roleos. Una cornisa bastante pronunciada corona el conjunto en toda su longitud, y de ella únicamente sobresalen leves resaltes en los puntos en que coincide con las pilastras del muro.
 
La fachada lateral oeste del edificio original en la calle La Cruz,  tenía puertas de acceso y las taquillas.
 
En 2009 se aprobó la rehabilitación del teatro con un plazo de ejecución de 26 meses. El coste asciende a 7,44 millones de euros y su financiación es del 60% por parte del gobierno central, 30% la Junta de Castilla y León y 10% el Ayuntamiento. El arquitecto encargado es Miguel Verdú Belmonte. Tendrá una superficie total construida de 3.000 m² de los cuales 2.500 m² serán útiles. Se construirá un edificio acristalado en las traseras que servirá de hall y zona de servicios (ascensor, WC, cafetería,…). El escenario tendrá 147 m² y la sala tendrá una capacidad de 473 espectadores repartidos entre la platea y los palcos. Su estilo será semejante al predecesor, de estilo a la italiana.
 
DATOS DEL PROYECTO DE REHABILITACIÓN DEL TEATRO APOLOhpqscan0001hLa superficie del nuevo teatro serán 3000 metros cuadrados construidos, de los cuales 2500 serán útiles. Se conservarán y restaurarán las fachadas históricas y se vaciará el interior. Se excavará un sótano retranqueado respecto a la fachada original, sin construir por debajo de la cimentación. En el interior de la sala se recreará el teatro a la italiana y se recuperarán elementos ornamentales como el Hermes de la embocadura.

El edificio se dividirá en sótano, planta baja, cuatro plantas y peines. Además de la sala y el escenario, está previsto dotar al inmueble con hall, taquillas, cafetería, almacenes, oficinas, 5 camerinos y dos vestuarios para orquesta y coros con 5 camerinos y dos vestuarios para orquesta y coros con 25 puestos de maquillaje, 2 cabinas de control, ascensores y sala de ensayos.

Un nuevo cubo de cristal en la calle La Cruz acogerá el hall de entrada con la escalera y ascensores. Aquí se instalarán las taquillas, la cafetería y las oficinas. Las antiguas puertas del teatro se destinarán a salidas de emergencia. En la calle San Juan se levantará un edificio anexo para los camerinos, de fachada sencilla de aplacado de piedra.

El escenario, que quedará dentro del edificio de viviendas que forma conjunto con el teatro, tendrá 145 metros cuadrados, apto para espectáculos de formato mediano. La caja de escena tendrá unas dimensiones de 8,05 metros de fondo, 10 de ancho y 7,5 de alto. Los peines se sitúan a 17 metros de altura. Desde el escenario se prevé el acceso a la calle que ofrezca nuevas posibilidades con producciones modernas. Una plataforma elevadora permitirá utilizar el proscenio como foso de orquesta, como prolongación del escenario o como prolongación de la platea. La profundidad del piso de escena abierto será de 12 metros. El foso de orquesta dispondrá de 37 metros cuadrados para albergar a unos 30 músicos.

Se han evitado hacer localidades con difícil visibilidad y se han establecido 473 asientos. El patio de butacas y la galería de platea tendrán 282 butacas y luego tres pisos. El primero será un anfiteatro de 95 butacas. Los dos pisos serán galerías de una sola fila con 48 butacas cada una. Habrá aseos en cada planta.

Fotos del teatro

Fuentes: Wikipedia, El correo, Peri,

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1050505,

http://www.elcorreo.com/alava/v/20100606/miranda/entranas-apolo-20100606.html

Anuncios