Tropas Italianas en Miranda y su comarca


Tropas Italianas en Miranda y su comarca


Tropas Italianas en Miranda y su comarca

Al principio de la contienda, la presencia de militares extranjeros, en el conflicto civil, era casi nula, pero transcurridos unos meses empieza a ser muy importante en los dos bandos, en Miranda y cercanías, al ser casi desde el inicio territorio ocupado por el bando Nacional, fue ocupada o visitada por los aliados de Franco.

Entre ellos estaban los Camisas Negras, italianos , que empezaron a llegar a España tras el reconocimiento diplomático del gobierno golpista de Franco por la alianza del EJE, formada por Alemania e Italia, a pesar que meses antes habían firmado un pacto de no intervención, junto a Francia, Gran Bretaña, Portugal y la Unión soviética.

El 18 de noviembre de 1936 empieza a llegar tropas, armas y material bélico, aunque los italianos no toman realmente parte en el conflicto hasta el 22 de diciembre, día en el que llegan los primeros contingentes a Cádiz, se dice que unos 3000 hombres llegaron ese día.

A lo largo de la Guerra Civil, lucharían en la península 78.500 soldados del ejército italiano, englobados en el CVT (Corpo di truppe volontarie) y distribuidos en cuatro divisones, aunque solo la mitad serían voluntarios, 160 tanques, 1.800 cañones, 6.800 vehículos, 1.400 morteros, 3.400 ametralladoras y 740 aviones (Cazas Fiat CR32 y bombarderos Savoia).

Las tropas italianas toman parte victoriosamente en numerosas campañas, como la toma de Málaga en Febrero de 1937, hasta que les viene el desastre en Guadalajara.

Esto hace que Mussolini mande como nuevo General de las Tropas, Al General Attilio Teruzzi (Foto), el cual propone a Franco, el traslado de las tropas Italianas al Frente del Norte. Esto propició que dicho general mandase instalar su Estado Mayor en Miranda de Ebro, al ser un lugar estratégico y próximo al frente.

Se instalo en el Chalet de Vic, en aquella época situado en la Huerta de Valderrama, desde allí dirige a sus tropas y tiene toda la información precisa de lo que pasa en el frente norte.

Unos 27.000 soldados italianos estuvieron por Miranda y cercanías, estuvieron en Logroño, Vitoria, Orón, Bujedo, Rivabellosa, Fontecha, Sobrón y en pueblos de la Bureba.

En Miranda parece ser que estuvo el 1º Regimiento de Infantería y el Regimiento de Artillería de la división Littorio (división motorizada) al mando de los Coroneles Danielle Pescarolo y Giuseppe D´Amico, estuvieron desde el 16 de abril que llegaron de Guadalajara, hasta el 15 de Mayo que partieron para el frente situado en Orduña. También estuvieron las Banderas 4º y 5º al mando del General Francini, estos fueron destinados al frente de Guernica y estuvieron en Miranda del 10 de Abril al 2 de Mayo.

Chalet de los Vic(demolido)1998

También en Miranda instalaron una escuela de Radiotransmisión

El 9 de abril de 1937, en Bujedo estuvieron alojados 530 soldados y sus mandos, durmiendo el el monasterio y en el pueblo, partiendo para el frente el día 19 de ese mismo mes. Otro contingente de otros 500 soldados llego el día 1 de mayo, pero solo de paso ya que en 45 camiones ese mismo día se trasladan a Bilbao. Aunque dejan unos pocos soldados para custodiar la munición que quedaba aún en el almacén.

En Miranda estarán hasta que se toma el Norte y se trasladan entonces a Vitoria en Noviembre de 1937. En Miranda se queda un pequeño contingente hasta el final de la guerra, que será cuando retornen a su país, en Mayo de 1939, siendo homenajeados por el Ayuntamiento Mirandés, organizando una fiesta y ofreciéndoles un vino en su honor.

Un video con este desfile el día que Franco condecora a los italianos y desfila la 4ª Promoción de Alféreces provisionales: Video

Anuncios

Academia de Alféreces y sargentos Provisionales de Fuentecaliente


Academia de Alféreces y sargentos Provisionales de Fuentecaliente


Cursos de Alféreces Provisionales

En mayo de 1937 el Balneario de Fuentecaliente, deja de ser lugar de descanso de milicianos y requetes a su paso o vuelta del frente. El día 1 de mayo se aparece en el BOE, una convocatoria de Alféreces Provisionales en el cuerpo de infantería. Con esta convocatoria, se ve el Gobierno Nacional, en la necesidad de tener que crear unas academias para este fin. Se crean tres academias una en Granada, otra en Toledo y la que más nos importan la de Miranda de Ebro.

Para este curso se elige un edificio ya construido y que puede ser fácilmente adaptable a una escuela o academia militar, el balneario de Fuentecaliente, hasta este momento era utilizado como lugar de descanso de la gente que iba o venia del Frente Norte. Ya no dejaría de ser Academia hasta el final de la Guerra Civil.

El día 9 de mayo ya tenía director, siendo nombrado el Coronel de Infantería Don Cecilio Arias Fariña, junto a él se nombran los profesores, el Coronel de caballería ya retirado Don Manuel Maroto Ciaurriz, el Comandante Mutilado Don Luis Villar Olleta y otro militar retirado el Capitán Don Pedro Campanaga Olandia. A los cuales se unieron instructores procedentes del Tercer Reich, a estos instructores alemanes se les encargo de impartir la clase práctica, siendo los españoles los encargados de la parte teórica.

Aun siendo el edifico ideal por su infraestructura idónea, no estaba equipado totalmente para poder impartir las clases, así que ante esta carencia, El comandante Luis Villar Olleta, el Capitán de la Guardia Civil Emiliano Quintana y dos oficiales Alemanes, se presenta en Bujedo para pedir bancos, armarios, escritorios, vajilla, palanganas, etc.. Se llevaron ocho armarios de la enfermería del convento, todos los bancos con pies de hierro y los de madera, 3 mesas de escuela.

Una vez equipado, se empezó el proceso de selección de los 500 Alumnos que participarían en este Primer curso, los requisitos fueron.

1º Tenían que pertenecer al quinto, sexto u octavo cuerpo del ejercito

2º Edades entre 18 y 30 años y con la condición física suficiente para el desempeño del cargo.

3º Tener algún título académico u oficial, ser universitarios o tener el Bachillerato acabado y los de distintas carreras del Estado.

4º Estar dispuestos a pasar 24 días internos y dedicados solo al curso, siendo todos lectivos, sin ninguno de descanso.

5º Podrán acceder al Curos todos los suboficiales, tropa y soldados pertenecientes a los cuerpos de caballería, artillería e ingenieros.

6º Además de las condiciones señaladas, los concurrentes deberán acreditar, como mínimo, dos meses de servicios de campaña en primera línea, y tendrán preferencia para ser admitidos los que hayan resultado heridos con anterioridad al curso, siempre que se hallen completamente restablecidos y en las condiciones de aptitud física citadas antes.

7º Los certificados de los títulos que posean los interesados y el de nacimiento, los mostrarán al Coronel Director de la Academia respectiva en el momento de la presentación y habrán de coincidir con los datos consignados en las instancias. Los certificados, cuya expedición corresponda hacer en plazas no liberadas todavía, serán sustituidos por declaraciones juradas.

Estrella de Alférez

8º En las solicitudes, además de constar los títulos, edad y tiempo servido en el frente por los solicitantes, figurará el informe sobre sus condiciones de mando y méritos de guerra que haya contraído, del Capitán de la Unidad a que pertenezca o haya pertenecido y el del Jefe de la Columna en los casos que se considere necesario.

9º Cumpliendo las condiciones anteriores, podrán concurrir a estos cursos individuos pertenecientes a la Milicia Nacional en número de 25 por cada una de las Academias.

10º Los aspirantes a estos cursos deberán encontrarse en las respectivas Academias en todo el día 10 del mes actual para dar principio al curso el día 15. Esto era para la Primera promoción

Horarios

            Diana a las 6 de la mañana

            Hasta las 12 Instrucción táctica

            Por la tarde se daban materias cono logística, Táctica,  topografía, código.

            A las 10 de la noche silencio.

Manutención

A cada alumno le costaba diariamente 2,5 pesetas su comida, para ello a los que no tenían un sueldo de 3 pesetas diarias, se le incremento este sueldo.

* Los milicianos ya las cobraban

* Los Soldados de Tropa y Cabos se les incrementó en 1,10 pesetas

* Los Sargentos y Brigadas a parte de pagar las 2,5 pesetas por la comida, tenían que pagar 0,35 pesetas adicionales por el pan, ya que ellos cobraban más. Para el resto el pan era gratuito.

Tras un corto período de formación, los Alféreces se convertían en Jefes de Sección.

Se denominaron Provisionales porque su compromiso en el ejército, se limitaba a la duración de la Guerra Civil. Su distintivo era una estrella de seis puntas, colocada sobre un rectángulo de paño negro en la guerrera o camisa. Este rectángulo era llamado parche o estampilla. Por eso también se les denominaba “estampillados”

En esta primera promoción por circunstancias de la guerra hubo 50 Alféreces que se graduaron antes de su jura de bandera, el día 18 de Junio y partieron al Frente, los 293 compañeros que aprobaron se graduaron el día 22 de Junio. Siendo el número de aprobaros totales de 346 Alumnos de 500 presentados.

A primeros de Agosto se graduó y juró bandera la Segunda promoción salida de la academia de Fuentecaliente, en esta aprobaron 284 Alumnos de 500 presentados. El hecho más relevante que protagonizo esta promoción en nuestra ciudad, fue un acto de carácter patriótico realizado el día 30 de julio, en el Teatro Cinema, donde hubo numerosos discurso y a su finalización hubo un desfile, ante las autoridades y público en general por las calles de la ciudad, mientras se interpretaba el himno nacional.

La tercera promoción, que oficialmente acabó su curso el 19 de Septiembre, día que desfiló en su jura de bandera en Bilbao. Siendo los Alumnos aprobados 414 de 450 inscritos.

Desfile Cuarta Promoción frente a Franco y oficiales italianos

La cuarta Promoción y última de Alféreces que sale de la Academia de Fuentecaliente acaba oficialmente el día 9 de Noviembre, Aunque su jura de bandera se adelanta al día 25 de Octubre con su desfile y jura en San Sebastián, regresaron a Miranda a acabar su instrucción, aprobando 365 de 400 Alumnos presentados. Esta cuarta promoción desfila en la propia Miranda de Ebro delante del General Francisco Franco en un homenaje que se hace a unidad de voluntarios Italianos que destacaron en el Frente Norte.

Con esta promoción se acaban las clases en Fuentecaliente y esta academia se traslada a Ávila, quedando cerrada desde mediados de noviembre de 1937, hasta el 14 de Julio de 1938 que empieza el primer curso de Sargentos Provisionales.

Un video con este desfile el día que Franco condecora a los italianos y desfila la 4ª Promoción de Alféreces provisionales: Video

Curso de Sargentos Provisionales

El 14 de Julio de 1938, comienzan las clases, siendo el Director de la Academia Don Ladislao Visiers Zubiri, ayudado como profesores del Teniente Coronel retirado Don Luis Fajardo Allende y el Comandante Don Antonio Domínguez Salguero, otra vez apoyados por instructores alemanes. Y en las dos primeras promociones apoyados por un italiano, llamado Jorge Garzoline Ziffer , que hablaba cinco idiomas, entre ellos Italiano y Alemán.

La Segunda promoción juró Bandera el día 11 de Septiembre de 1938, en la calle Avenida del Generalísimo (Actual calle de la estación), desfilando ante la tribuna de autoridades sita en el parque de Calvo Sotelo (Actual Antonio Machado), A parte de los profesores y autoridades locales asistieron los Generales Luis Orgaz Yoldi (Foto), y José López Pinto Merino, en ella se impuso la Cruz Laureada de San Fernando a un Sargento Burgalés mutilado Anfiloquio González (Nacido en Villahizan de Treviño – Burgos el 26 de Marzo de 1918 )  por su heroísmo, el día 15 de mayo, en la defensa del alto de Bizcargui (Vizcaya). En el trascurso de la batalla, tras perder un brazo como consecuencia de una granada, recogió este con la otra mano y arengó a sus compañeros a seguir luchando.

La última promoción jura bandera el día 2 de mayo, una vez ya finalizada la Guerra Civil y la mayoría son destinados a los Batallones de trabajadores dispersos por toda España.

A partir de este momento el Balneario se convierte en Sanatorio, posteriormente de 1957-1993 en Colegio de los Hermanos Maristas y se demuele en febrero de 1998.

Fuentes: Decreto nº 94, Orden: Cursos de Alféreces provisionales Burgos 1-Mayo-1937.  Historia de Miranda de Ebro (Ayuntamiento). Historia del campo de concentración de Miranda de Ebro 1937-1947 (José Ángel Fernández López). Burgos durante la guerra civil española 1936-1939 (Isaac Rilova Pérez).  Miranda de Ebro hoy (Juan Arranz Fraile).

El hospital de sangre de Miranda de Ebro – Colegio de Aquende


Hospital De Sangre


Así es como popularmente se conocía los hospitales de campaña, parece ser desde la época de los Reyes Católicos, ya que su origen viene de la costumbre que tenia la Reina Isabel de llevar personal médico para que atendiera a los heridos en el campo de batalla. Incluso durante la toma de Granada en 1492, ya instalaron un hospital fijo.

Normalmente en los frentes de guerra estaban los puestos de socorro, donde un médico, con algunas enfermeras y los camilleros recorrían el campo de batalla recogiendo y clasificando a los heridos, y trasladándolos a los puestos de socorro. Estos puestos de socorro servían de enlace con los hospitales de sangre, a los cuales eran transportados los heridos en ambulancias, mulos y trenes.

Eran de carácter provisional situados en la retaguardia, en capitales de provincia, ciudades importantes o poblaciones grandes, próximas al frente y dependiendo todos ellos de la sanidad militar, donde se recibían la mayor parte de los heridos y enfermos del frente. Tenían entre 50 y 300 camas y varios equipos quirúrgicos.

Al frente de cada hospital solía haber una monja que era la jefa de enfermería, quien a su vez estaba a las órdenes del médico de mayor rango. También se contratan mujeres de las localidades en donde se encuentran estos hospitales, para los servicios de lavandería, costura, cocina, limpieza, etc

Miranda de Ebro fue una de las localidades elegidas por el Bando Nacional para situar un Hospital de este tipo. Y el 16 de Febrero de 1937, el Gobierno de Burgos decide emplazarlo en el colegio Aquende que hasta esa fecha, estaba ocupado por un cuartel de intendencia Militar, desde el 7 de noviembre de 1936.

Esta decisión vino propiciada por una serie de circunstancias que ocurrieron en estos últimos meses de 1936 y primeros de 1937.

            1º Los Hospitales cercanos de  Vitoria tanto los civiles, el de Santiago, como el militar y los dos designados como Hospitales de Sangre, Jesús Obrero y el Seminario, no daban abasto para atender y alojar a todos los heridos que venían del frente de Villareal.

            2º En Miranda estaban alojadas muchísimas tropas Nacionales y extranjeras, sobre todo italianos, que necesitaban de un hospital, para poder ser atendidos.

            3º El hospital de la ciudad, el de Santiago, solo disponía de 25 camas destinadas a los heridos  y enfermos militares.

En un principio la Corporación Municipal, quería situarlo en la Azucarera Leopoldo, que había sido ofrecida por su director Don Benito Lewin, para poder alojar y atender a los numerosos heridos llegados del frente. Pero las autoridades militares lo desestimaron y decidieron que solo se usaran para esta atención, el colegio de Aquende y el Hospital de Santiago.

Se nombra Director de este Hospital militar al Alférez Médico Cipriano Dulanto, natural de Miranda de Ebro, ayudado por otro Alférez Medico también de Miranda de Ebro, llamado Manuel Valdivieso. Ambos serian los encargados de acondicionar las dependencias del colegio para que albergaran el Hospital, para lo cual pidieron ayuda a los Hermanos de las escuelas cristianas de Bujedo, los cuales el día 14 de abril de 1937 les dieron 35 camas de las que tenían ellos en el convento.

A los seis meses de su apertura ya contaba con 102 camas. La mayor parte de la ayuda vino de la propia población de sus habitantes y de su ayuntamiento. La gente aporto dinero, sabanas y colchones. Parece ser que incluso cada cama estaba a cargo de una madrina de la localidad, que se encargaba de la limpieza y de la ropa del herido que la ocupaba, llegando incluso a llevarse la ropa, para lavarla, plancharla y coserlas.

El 31 de Agosto fue visitado por la mujer de Franco, Doña Carmen Polo el día 31 de Agosto de 1937. Acompañada de los Médicos militares, los directores del hospital, las hermanas de la caridad, de las enfermeras auxiliares y de la delegada de frentes y hospitales de Miranda, Señorita Elvira Valdivieso, recorrió todas sus dependencias.

El hospital de sangre de Miranda estuvo en funcionamiento hasta final de la guerra civil, hasta el 21 de abril de 1939, Pasando otra vez a funcionar como colegio, a partir del 16 de octubre de ese mismo año. Las camas que dejó el convento de Bujedo le fueron devueltas .

Fuentes: Historia de Miranda de Ebro (Ayuntamiento). Historia del campo de concentración de Miranda de Ebro 1937-1947 (José Ángel Fernández López). Segunda República Miranda de Ebro 1931-1936 (Ramón Ojeda San Miguel). Correo de Burgos. Burgos durante la guerra civil española 1936-1939 (Isaac Rilova Pérez).  Miranda de Ebro hoy (Juan Arranz Fraile).

Detención y fusilamiento de la corporación municipal republicana


Detención y fusilamiento de la corporación municipal republicana


El día 20 de Julio del 36, los golpistas por medio de la guardia civil y milicianos se hacen con el control de la ciudad de Miranda de Ebro y detienen al Alcalde. Emiliano Bajo y los concejales republicanos siendo encarcelados.

Fueron trasladados a Burgos para ser juzgados en los famosos Consejos de guerra sumarísimos de Urgencia, el día 24 de julio.

El Alcalde Don Emiliano Bajo Iglesias: Sastre de profesión. Alcalde de la Corporación Municipal. Afiliado a Izquierda Republicana.

El Concejal y Teniente de Alcalde Don José Trueba Pérez (Foto): Carpintero de profesión. Teniente de Alcalde de la Corporación Municipal, Presidente de la Comisión de Gobierno, Concejal de Limpieza y Obras y de Mercados y Subsistencias. Afiliado a Izquierda Republicana.

 

El Concejal Don Miguel Giral Arbáizar: Abogado de profesión. Concejal de Festejos y Procurador Sindical. Afiliado a Izquierda Republicana.

 

El alcalde y dos concejales fueron acusados de intento de rebelión y tentativa de incendios y se le condenó a la pena capital. Fue fusilado el día 18 de septiembre de 1936 en Burgos acompañado de otros 39 Mirandeses más (Según el libro Historia del campo de concentración de Miranda de Ebro de José Ángel Fernández López).

Según el Diario de Burgos, eran 49 los procesados entre ellos estaban el alcalde, dos concejales de la ciudad y cinco mujeres. Se les acusaba de tentativa de voladura de puentes, tenencia de explosivos y líquidos inflamables con fines subversivos. El Fiscal pidió la reclusión temporal para los procesados Arcadio García Manzano y Santos Saiz Mazo, por ser menores de edad, les condenados a uno a 15 años y al otro a 20 años, y la sentencia de muerte para todos los demás, excepto a las 5 mujeres, que serían condenadas a 7 años de reclusión en la cárcel de mujeres de Saturrarán (Mutriku-Guipuzcoa), entre las presas se encontraba Natalia Quecedo, la mujer del Alcalde. Así mismo la disolución de las sociedades: Casa del Pueblo, UGT, CNT y Socorro Rojo Internacional, con la incautación de todos sus bienes, muebles e inmuebles (Diario de Burgos del 7 de septiembre de 1936).

Según los documentos que constan en el Archivo del Gobierno Militar de Burgos, se les incautaron 5 escopetas de dos cañones, 14 escopetas de un cañón, 5 revólveres, 16 bombas y 10 botellas de líquido inflamable.

Fueron condenados el día 9 de Septiembre, el 17 de Septiembre se les comunicó la sentencia, en la sala escuela de la prisión, habilitada como capilla y el día 18 a las cuatro de la mañana en grupos de veinte fueron fusilados al lado del penal en el que estuvieron presos, Sus cuerpos ensangrentados fueron trasladados en camiones hasta el cementerio de San José, donde fueron enterrados en una fosa común, donde hoy en día permanecen.

Otros dos concejales, aunque no se sabe con total seguridad, el lugar, fueron asesinados cerca de Armiñon, el día 20 de Julio de 1936, estos fueron:

Ricardo Barrio Osaba. Operario de carpintería de profesión. Concejal de Policía Rural. Afiliado al PSOE y UGT

Francisco Mardones Madrid. Industrial chatarrero de profesión. Concejal de la Corporación, miembro de las Comisiones de Gobierno, de Tributos, de Arbitrios, de Limpieza y Obras, de Mercados y Subsistencias y de Festejos. Afiliado a Izquierda Republicana.

También fue encarcelado y fusilado en Vitoria tras consejo de guerra, Isidoro García de Albéniz Martínez de la Hidalga, Ferroviario, montador mecánico de profesión. Concejal de la Corporación, miembro de las Comisiones de Hacienda y Policía Rural. Afiliado al PSOE. Este concejal junto a Pedro Varona Clemente y Daniel Puente, son enviados a Éibar a por armas y a su vuelta son detenidos y encarcelados en Vitoria.

Fusilados de Miranda de Ebro en Burgos el 18 de Septiembre de 1936

José Álvarez Sáenz Ferroviario de 22 años

Faustino Andrés González Obrero 35 años

Valeriano Arín Montoya    Obrero 22 años

Nicolás Badillo Ezquerra Tapicero 38 años

Julio Barga Isasi   Ferroviario 36 años

Julio Caballero García   Empleado Arbitrios 42 años

Julio Campos Tobalina   Peón 42 años

Ginés Clemente Castro   Industrial 28 años

Luis Fernández Fernández Camarero 33 años

Julián Fernández Ortiz   Camarero 42 años

Basilio Fernández Tamayo   Ferroviario 28 años

Mateo Fernández Tamayo   Obrero 26 años

Miguel Foronda Ruiz de Azua   Funcionario de Correos  25 años

José García Isasi   Panadero   18 años

Benito Gobantes Gómez   Obrero  38 años

Jesús Gómez Orruño   Obrero 24 años

Alberto Guinea Santamaría Horticultor 36 años

José Hernán Torres   Obrero 22 años

Ángel Hernández Clavijo Jefe de Correos  46 años

José María Hierro Oña Policía Municipal  41 años

Julio Labarga Isasi   Obrero 32 años

Sebastián López Iñigo   Obrero  48 años

Segundo Martínez Sánchez Dependiente  36 años

Jesús Mayora Aspe Obrero 38 años

Gregorio Meaza Negro Calderero 26 años

Constantino Millera Badía Fogonero 42 años

Cipriano Ortega García Panadero 28 años

Edmundo Porres Paz Metalúrgico 26 años

Jesús Ruiz Oña Obrero  28 años

Nicolás Ruiz Sabando Jornalero  41 años

Eduardo Sabando Sáez Montador 32 años

Abel Sabando Sáez

Fortunato Sánchez Sáez Obrero 34 años

Arsenio S. Juan Iglesias Mendoza 20 años

Benito San Millán Casado   Industrial  25 años

Esteban Trueba Ruiz Carpintero  34 años

Dionisio Ulibarri Martínez Obrero  21 años

Mauricio Urnieta Nicolás Ferroviario  27 años

Leopoldo Zarate Brizuela Ferroviario  27 años

Y los ya mencionados arriba, Alcalde y dos concejales de la Corporación Municipal Republicana.

También en el listado figura Mario Arnay Bastida que era residente en Orón, labrador de profesión y tenía 29 años y es fusilado también junto al resto de Mirandeses el día 18 de septiembre de 1936.

Fuentes: Historia de Miranda de Ebro (Ayuntamiento). Historia del campo de concentración de Miranda de Ebro 1937-1947 (José Ángel Fernández López). Segunda República Miranda de Ebro 1931-1936 (Ramón Ojeda San Miguel). Correo de Burgos. Burgos durante la guerra civil española 1936-1939 (Isaac Rilova Pérez).  Miranda de Ebro hoy (Juan Arranz Fraile).

El alzamiento y sus consecuencias en Miranda De Ebro


El alzamiento y sus consecuencias en Miranda De Ebro


El día 18 de julio de 1936, a las doce y media de la mañana se celebra la última sesión plenaria del Ayuntamiento Mirandés, siendo es la última de un gobierno republicano. A la reunión asistieron nueve de los concejales: Saturio Hernández Alonso (Foto), Ricardo Barrio Osaba, José Trueba Pérez, Miguel Giral, Emiliano Bajo Iglesias, Cadiñanos, Isidoro García de Albéniz Jaime de Santiago y Gerardo Delgado. Aunque no queda constancia de ello, seguro que trataron los altercados producidos en todo el territorio nacional y el alzamiento militar. Mientras en la ciudad, a través de los medios de comunicación la población se enteraba de la sublevación del ejército en Marruecos y de todo lo que estaba pasando en el resto del país.

Ante estos acontecimientos y el rumor de que, por parte de los partidarios del alzamiento, de la introducción de armas en la ciudad, el Frente Popular, las centrales sindicales y el propio ayuntamiento, se creó el llamado Comité de Defensa, para intentar la defensa de la ciudad en caso de que los golpistas y sus simpatizantes hicieran algo en la ciudad. Asesorados por el Capitán de la guardia civil Emilio Quintana Caicedo, el cual se pensaba que era leal a la república, decidieron tomar los puntos clave para su defensa, La oficina de telégrafos, de teléfonos y las oficinas de la estación del tren. Así mismo se trazo un plan para la defensa civil de la ciudad.

Se distribuyeron las pocas armas que había y como eran escasas se mando a Eibar al concejal Isidoro García Albeniz (Foto) acompañado de Pedro Varona Clemente y Daniel Puente, para que trajeran todas las armas que pudieran, llegaron a su destino y cuando traían las armas para la ciudad fueron detenidos por la guardia civil en la provincia de Álava, posiblemente avisados desde el cuartel de Miranda por el Capitán Emilio Quintana Caicedo, el cual con la dotación de guardia civiles de Miranda, se había pasado al bando Nacional. Se les formo un consejo de guerra y se les declaro culpables, siendo ejecutados el día 18 de Agosto en Vitoria.

El Capitán Quintana recibe órdenes de desplazarse con toda su dotación a Burgos, por lo cual la defensa de la ciudad queda en mano de los ciudadanos, sin apoyo de profesionales. Posiblemente debido a esto la defensa de los accesos a la ciudad y el propio control interior de la ciudadanía no fue muy efectivo.

El mismo día 18 una parte de la vecindad, enterada de los acontecimientos a nivel nacional por la radio, se enrabieta y sale a la calle, pagando su frustración con las instituciones Religiosas, asaltaron y saquearon las ferreterías Angulo y Blanco, llevándose de cinco a seis mil cartuchos de escopeta, ochocientas balas de pistola, revólver y rifle, once escopetas de caza, calderos y otros útiles que luego utilizaron para los incendios, del convento de las Agustinas y la Iglesia de Santa María.

El comité de defensa local, ante la marcha de la guardia civil, que eran los que defendían y custodiaban las instituciones religiosas, se siente desbordado y no puede parar esta sin razón.

De madrugada incendian el Convento de las Agustinas (Fotos) (las monjas logran escapar por la valla ayudadas por un ciudadano, que las escode es su casa), La Iglesia de Santa María, única en esos momentos existente en la ciudad al haber sido quemada anteriormente la de San Nicolás, y También incendiaron y saquearon la Fábrica de Harinas de Eranueva, queman todo lo que encuentran en su interior, la verdad que a pesar de la bisoñez del cuerpo de bomberos , fue creado unos meses antes, se controlaron todos los incendios causando pequeños daños, excepto el convento de las Agustinas que quedo muy dañado.

Convento de la magdalena o de las Agustinas antes del incendio

El Colegio de la Sagrada Familia y el de los SSCC se libran de la quema, aunque muchos de los hermanos de SSCC se marcharon durante la noche a refugiarse en el convento de San Miguel del Monte, otros decidieron quedarse y defender si fuera menester el convento, hasta con las armas si fuera necesario.

Así mismo entran en la cárcel y liberan a los presos dándoles armas para que se unan a ellos.

El domingo día 19 se disparan los acontecimientos y primero un grupo de personas incontroladas y enfurecidas por los acontecimientos entran en casas y atacan a vecinos acusados de ser de derechas y contrarios a la república, entre ellos es agredido el Médico Pedro Aragües, acusado de pertenecer a la Falange y su padre David Aragüés en Santa Gadea.

Levantaron vías, intentaron volar puentes y pusieron barricadas a la entrada de Miranda, junto al puente de Carlos III, cuando se enteraron que volvía la Guardia Civil de Burgos, que se habían pasado al bando nacional

Segundo los republicanos no pueden hacer frente en el puente de Carlos III, al avance de la Guardia Civil, que había regresado de Burgos, Su Capitán Emilio Quintana Caicedo, sabia de la falta de armas y de los planes de defensa, ya que él los había elaborado y al frente de 64 Guardias Civiles, el mismo y sus Tenientes Julio del Amo Saiz, José Martínez Alonso de Celada, Pedro Torres Castaño y el Alférez Toribio Martínez Martínez. Después de dos horas de tiroteo, dos muertos uno por cada bando y unos veintitrés heridos, tres de ellos guardia civiles, se produjo una gran desbandada y buena parte de los republicanos defensores del puente huyen por las orillas del rio Ebro, hasta la desembocadura del Zadorra, Para cruzar por el vado de Revenga y el puente de Arce, donde son acribillados y muertos por los falangistas. Así mismo la guardia civil dispara indiscriminadamente contra un grupo de mujeres que hacían cola para el pan en la calle Santa Lucía y declaran la ley Marcial y el estado de guerra.

Ese mismo día 19 la Guardia Civil ocupa la ciudad, quedando al mando del Capitán Quintana y sus lugartenientes, siendo su sede el colegio de los SSCC (Donde comen y cenan los falangistas y los requetes), y se producen fusilamientos en el paraje de la arboleda de gente afín a la república. En días posteriores a estos efectivos militares se empiezan a sumar vecinos falanguistas y muchos obreros republicanos escapan a esconderse en los montes cercanos de San Miguel y Bugedo, aunque no les sirvió de nada ya que fueron detenidos por la Guardia Civil y fusilados.

El día 20 es fusilado Fernando Mardones, concejal del ayuntamiento republicano.

El día 21 se destituye a todos los componentes del Ayuntamiento y se sustituye por otra corporación y se empiezan a detener a numerosos simpatizantes republicanos en sus propias casas.

El día 22 para demostrar la fuerza del alzamiento en la ciudad, se organiza una procesión desde SSCC hasta el ayuntamiento, participando los falangistas y los requetes, Al frente la corporación municipal recién nombrada, encabezada por Ricardo Gordejuela y al frente de los “militares”, el Capitán Emilio Quintana.

El día 23 El General Millán Astray, pronuncia un discurso en la Plaza de España y después se asiste a un nuevo desfile. Y ese día se convierte en sede de la Falange el chalet incautado al republicano Sr. Fatrás.

El día 27 de Julio la nueva corporación municipal celebra su primera reunión, al frente su Alcalde Don Ricardo Gordejuela y Gómez de Cadiñanos. En esta sesión se acuerda:

1º Aprobar el acta de la última reunión del ayuntamiento republicano.

2º Suspender todos los empleos de los funcionarios nombrados por el gobierno republicano.

3º Abrir una suscripción pública para ayudar a la familia del Guardia Civil muerto días atrás en la toma del puente de Carlos III, Don Valentín Palacios

4º Hacer una aportación de 10000 pesetas para sostener a las fuerzas del Frente Nacional.

Una vez nombrada la nueva corporación y estar la ciudad controlada por el bando nacional, la ciudad estaba en calma relativa, quitando lo ya reseñado de detenciones de simpatizantes significativos del bando republicano. Y el alistamiento de los jóvenes en los Tercios de Requetés y en las banderas de la Falange.

Debido a su situación geográfica y ser un nudo de comunicaciones ferroviarias, la calma duró poco, ya que por aquí desfilaban hacia el frente del Norte las tropas nacionales y así mismo desempeñaba un papel muy importante de la retaguardia Nacional. Se creó un Hospital de Sangre, en el Colegio de Aquende, se ofrecía alojamiento a las milicias que llegaban a la ciudad, tanto de paso como para descansar del frente. Se creó una academia militar para Alfereces y luego de sargentos, situada en el Balneario de Fuentecaliente. Y También se instaló el estado Mayor de las tropas italianas, los famosos Camisas negras, en el Chalet de Vic.

Pero lo que le dio mayor “protagonismo a la ciudad” fue la creación de un campo de concentración que permaneció durante 10 años.

Fuentes: Historia de Miranda de Ebro (Ayuntamiento). Historia del campo de concentración de Miranda de Ebro 1937-1947 (José Ángel Fernández López). Segunda República Miranda de Ebro 1931-1936 (Ramón Ojeda San Miguel). Correo de Burgos. Burgos durante la guerra civil española 1936-1939 (Isaac Rilova Pérez).  Miranda de Ebro hoy (Juan Arranz Fraile).

1936: Últimas elecciones en Miranda de Ebro, antes del alzamiento


1936: Últimas elecciones en Miranda de Ebro, antes del alzamiento


En Diciembre de 1935 dimite el Alcalde Sr. Veremundo Orio y Sáez de Jubera (Foto), por discrepancias dentro de la corporación Municipal, presenta su dimisión irrevocable, ante el gobernador de la provincia, por el cual fue nombrado.

Sus motivos son todos relacionados con la no aprobación en el presupuesto para el siguiente ejercicio de 1936, para las obras a acometer en calles, plazas y otras obras en proyecto, en la construcción de un Instituto de secundaria o la adaptación de locales para su ubicación, en el carbón para el invierno de los diferentes colegios y también el de la regularización de los sueldos de los funcionarios municipales. Todo este tipo de cosas se había comprometido ha hacerlas en su legislatura.

Ante esta dimisión, se debe, por parte de la corporación municipal, nombrar un Alcalde Interino, que ocupe este cago hasta las siguientes elecciones que se celebraran en febrero de 1936. Es elegido el Sr. Don Ricardo Gordejuela Gómez de Cadiñanos.

En estos primeros meses del 36, el ayuntamiento simplemente se movía en trámites administrativos. Pero en la ciudad hay mucho ambiente preelectoral, mucho movimiento propagandístico de los diferentes partidos y sobre todo del Frente Popular. Todos los partidos por medio de octavillas, carteles, manifiestos, mítines… Y así mismo la recaudación de fondos para afrontar los gastos de las elecciones, por medio de actuaciones teatrales o artísticas.

Hubo muchos mítines pero cabe destacar por su afluencia el celebrado por la Izquierda (Frente Popular, Izquierda Republicana y Partido socialista), que esta vez van unidos a las elecciones como Frente Popular, fue en el Salón Imperio el día 14 de febrero y según las fuentes asistieron más de 2000 personas, siendo el presentador del acto el Sr Don Emiliano Bajo. En el acto se recaudaron en donativos unas 200 pesetas.

El domingo 16 de Febrero de 1936, se celebran las elecciones, en un día lluvioso, sin ningún incidente relevante, que hiciera falta la intervención de la fuerza pública destacada en los colegios electorales y calles de la ciudad, siendo aplastante la victoria de la izquierda, del Frente popular, cosa que no fue igual en el resto de la provincia.

Esta victoria del Frente Popular y los cambios en el régimen republicano trajo como resultado que se restituyeron en su cargo los concejales que habían sido elegidos democráticamente en 1931 y depuestos por el gobierno el 19 de Octubre de 1934. Siendo alcalde interino por un día el Teniente de Alcalde Sr. Don José Trueba Pérez, al ser el concejal de mayor edad.

Al día siguiente por unanimidad de los concejales asistentes a la sesión, en esta ocasión y como pasaría hasta el día del Alzamiento Nacional (18 de Julio de 1936), asistiendo los ocho concejales de ideas Izquierdistas, fue elegido el que sería el último alcalde republicano de la ciudad de Miranda de Ebro: Don Emiliano Bajo Iglesias.

Fueron votos favorables de los señores: Saturio Hernández Alonso, Ricardo Barrio Osaba, José Trueba Pérez, Francisco Mardones Madrid, Miguel Giral, Emiliano Bajo Iglesias y Cadiñanos. Voto desfavorable: Isidoro García de Albéniz y no asistieron a la sesión: Antonio Puente, Jaime de Santiago, Irineo Rivera, Gerardo Delgado, Francisco Gómez y Antonio Caballero Cuzzanni, concejal que se negó a asistir a las sesiones municipales, con excepción al día que se trato el tema del Instituto celebrada el día 21 de Junio de 1936, este mal ambiente y su repulsa hacia la corporación municipal, hizo que fuera uno de los pocos que no fuera fusilado con el alzamiento nacional.

El 27 de febrero se nombran los diferentes presidentes de las comisiones Municipales y no teniendo relevancia ningún incidente, transcurriendo la vida política en la ciudad normalmente.

Esta corporación, ante la presión de todos los partidos, padres y organizaciones obreras retoman el tema del Instituto, e incluso en el mes de mayo se aprueban y son subastadas, lo cual dio más tarde paso a la construcción del famoso Hogar del Productor.

Esta corporación con su Alcalde a la cabeza trataron de mejorar la ciudad, siendo su principales actuaciones: la parcelación del “Prado”, construcción del alcantarillado de la calle Pi y Margall (Actual San Agustín) y Castillo, aceras en las calles Ramón y Cajal y Joaquín Costa (Actual Francisco Cantera), dotación de agua corriente para los barrios de las Matillas y Californias, preocupación por mejorar la iluminación pública, potenciación de las ferias de marzo y mayo (organizando por primera vez en Miranda una feria del automóvil), mejoras en las dotaciones del cuerpo de Bomberos…

Esta victoria de los partidos de izquierdas, días previos al alzamiento era de mucha preocupación para el General Mola del bando nacional, ya que forma un nudo de comunicaciones triangular con Valladolid y Zaragoza, y en antiguos tratados militares era uno de los nudos que quien lo controlara controlaba toda la zona norte del territorio nacional.

Ya en estos tiempos corrían malos aires por la ciudad entre los diferentes simpatizantes políticos. En mayo se produjeron los más graves incidentes primero

1º Unos 50 manifestantes, sobre las ocho de la noche, recorrieron Miranda con gritos de muerte hacia el otro bando y vivas hacia el suyo. Al llegar al Centro Tradicionalista entraron y sacaron a la calle todo su mobiliario y lo quemaron junto a una bandera y el retrato de Don Jaime de Borbón. En el casino también hicieron de las suyas causando destrozos. Ante las noticias alarmistas, de que los incidentes eran mucho más graves, desde Burgos se movilizaron tropas de asalto con destino a la ciudad al frente de su capitán y el Gobernador provincial, saliendo de la capital sobre las nueve de la noche, para cuando llegaron, la Guardia Civil ya había restablecido el orden.

2º El día 23 de mayo el Alcalde Emiliano Bajo Iglesias, sufre un grave atentado, se cree que como consecuencia de lo que paso con el Centro Tradicionalista. Este atentado que consistió en un navajazo por la espalda a cargo de José Ortiz Cantón, militante de Acción Popular, en la sastrería que regentaba el Alcalde, provocó una huelga general de 24 horas, en la ciudad convocada por la UGT y la CNT y el incendio de la Iglesia de San Nicolás (Foto), hoy Espíritu Santo el día 25. Su valioso archivo parroquial, el retablo, su coro y todas las imágenes, fueron destruidas en el incendio.

El alcalde se recupero de este atentado, para morir meses después fusilado en la cárcel de Burgos.

A partir de este momento hasta el día del Alzamiento Nacional, se sufrieron diferentes incidentes en la ciudad:

1º El 8 de mayo una explosión por manipulación de dinamita en un domicilio particular.

2º Inicio del mes de julio huelga de panaderos, que pedían aumento de sueldo, reducción de horas de trabajo y días de vacaciones. Esto trajo la grave subida del pan llegándose a pagar a 60 céntimos el kg.

3º El día 17 de julio se produjo una manifestación de mujeres por la carestía de la vida, llegaron hasta el ayuntamiento y luego hacia las panaderías consiguiendo con ello la bajada del pan de 60 a 55 céntimos el Kg.

4º El día 18 de Julio es el Alzamiento nacional teniendo su repercusión en Miranda de Ebro con un Ayuntamiento Republicano y se confirmó lo que pensaba el General Emilio Mola, que casi la totalidad de la población, con su ayuntamiento al frente, permaneciese fiel al gobierno republicano.

Fuentes: Historia de Miranda de Ebro (Ayuntamiento). Historia del campo de concentración de Miranda de Ebro 1937-1947 (José Ángel Fernández López). Segunda República Miranda de Ebro 1931-1936 (Ramón Ojeda San Miguel). Correo de Burgos. Burgos durante la guerra civil española 1936-1939 (Isaac Rilova Pérez).  Miranda de Ebro hoy (Juan Arranz Fraile).